Construir una piscina cuesta, pero trae muchos beneficios. Como profesionales de la construcción de piscinas de obra en Toledo, sabemos que apostar por ellas es una buena inversión para el verano, especialmente, si tienes hijos.

La construcción de piscinas de obra en Toledo es una práctica que se dispara en verano, cuando el sol abrasa y necesitamos refrescarnos. Pero, una vez construida, viene una parte muy importante también: el mantenimiento. Si estás pensando construir o ya tienes tu piscina, debes saber qué necesitas para tener tu espacio especial en óptimas condiciones

Si ya tienes piscina, es normal que durante el invierno no se use y se descuide. Es posible también que no se le haya hecho ningún mantenimiento durante esa estación. Irremediablemente, vamos a tener que vaciar la piscina, poder darle mantenimiento y prepararla.

Para vaciarla, puedes utilizar una bomba de agua. Limpia los fondos y paredes con un producto desincrustante y pasa un cepillo por el suelo y las paredes. Los rincones de ese espacio son los que más polvo y suciedad acumulan. No lo olvides. Durante ese proceso, observa si hay grietas o algún que otro desperfecto en la piscina. Es el momento de repararlos, para que no pase a mayores ni puedas quedarte sin disfrutarla en verano. La depuradora de la piscina debe estar igual de limpia. Esto incluye todos sus componentes, como filtros, boquillas, etc.

Cuando esté todo esto listo, ya puedes empezar a llenar la piscina, sin dejar a un lado la parte más importante: el pH del agua, el cual debe estar entre 7.2 y 7.6, para evitar irritaciones en tu familia o los amigos que se bañen. Una vez llena, aplica desinfectante, para evitar plagas.

En Piscinas Aquaeski tenemos las mejores técnicas para construir una piscina. Contacta para que veas qué tipos de piscina realizamos y cómo nos podemos adaptar a tus sueños.