La construcción de piscinas de obra en Toledo nos permite elegir entre diferentes formas para nuestra piscina. Cada vez es más habitual huir de las tradicionales piscinas rectangulares y buscar otras formas más atractivas, como las ovaladas o las que son completamente asimétricas. Estas piscinas se caracterizan por buscar su inspiración en la naturaleza. Con este tipo de piscina se recomienda jugar y, por ejemplo, poner también escaleras de obra, una isla en mitad de la piscina con algún árbol que de sombra o una rampa de acceso.

La construcción de piscinas de obra en Toledo desbordante suele seguir esta forma, aunque si hablamos de las piscinas de efecto infinito, lo más normal es que sigan siendo rectangulares. También es muy habitual construir un jacuzzi junto a la piscina, pero fuera de la misma, para cuando se prefiera un momento de relajación o relax. Estos jacuzzis mantienen su forma tradicional circular, aunque también se están dando casos de jacuzzis ovalados o cuadrangulares.

En el caso de las piscinas climatizadas o de interior, sí que sigue siendo habitual la forma rectangular por una cuestión práctica. El espacio suele ser limitado y así se permite un aprovechamiento más grande del espacio. Esta es la razón por la que también se suele utilizar las típicas escaleras metálicas.

En Piscinas Aquaeski nos encargamos de hacer realidad la piscina de obra de tus sueños, independientemente de la forma que prefieras. Recuerda que las tendencias van y vienen, por lo que lo más importante es hacer algo que te guste y te permita disfrutar.