Algunos clientes que se ponen en contacto con nosotros como especialistas en la construcción de piscinas en Rivas Vaciamadrid suelen manifestar sus dudas sobre si merece la pena hacer una piscina de obra o puede resultar mejor decantarse por una piscina prefabricada. Por este motivo hemos decidido hacer en este artículo una comparativa entre los dos sistemas.

Hablamos sin duda de las dos opciones más populares y demandadas por los clientes pero entre ambos procesos hay considerables diferencias. Empecemos por recordar algo de lo que ya hemos hablado en anteriores ocasiones, que la construcción de piscinas en Rivas Vaciamadrid nos va a permitir tener una piscina con la forma que queramos, más o menos irregular adaptándola al espacio que dispongamos en el jardín o el terreno en el que queramos instalar la piscina. Por el contrario, cuando se habla de piscinas prefabricadas tendremos que conformarnos con las formas que el fabricante tenga disponible. 

Algo similar ocurre con las dimensiones de la piscina aunque, en este caso, las diferencias a favor de las piscinas gunitadas son más importantes. Evidentemente las dimensiones de las piscinas prefabricadas están limitadas por muchos factores, disponibilidad en fábrica, su transporte..., mientras que en las piscinas de obra no existe ningún tipo de limitación más que el espacio de terreno disponible.

Podría pensarse que con las piscinas prefabricadas, el coste puede ser menor, pero esta diferencia es mínima pues, también las piscinas prefabricadas requieren un solado de hormigón, hay que construir el recinto para la depuradora, las conexiones con la piscina... Una diferencia de coste que, en la mayoría de las ocasiones no compensa las restantes ventajas de las piscinas que construimos en Piscinas Aquaeski