Una vez que hemos buscado a la empresa encargada de la construcción de piscinas de obra en Pozuelo, hemos elegido el tamaño, el volumen y la forma de nuestra piscina, nos queda elegir qué tipo de filtro es el que vamos a utilizar para mantener el agua limpia.

Y es que ya que has invertido en la construcción de piscinas de obra en Pozuelo, sería interesante estudiar qué tipo de filtro es el que usarás para alargar la vida de nuestra piscina.

En la actualidad, puedes elegir entre dos filtros, que son los más utilizados. Por un lado, tenemos los filtros de arena, y por otro, los filtros de cartucho.

El filtro de arena, como su propio nombre indica, funciona con esta sustancia. El filtro está formado por tres cuartas partes de arena y el resto es agua. La arena, por el peso y la mayor densidad que el agua, quedará depositada en la parte inferior del filtro. Al realizar la succión del agua de la piscina, la propia arena actuará como filtro. El agua entrante irá descendiendo entre los granos de arena hasta llegar al tubo de impulsión a la piscina. Los granos de arena impedirán el paso de las partículas indeseadas. Al calar el agua por la arena, llegará al tubo de impulsión ya limpia para devolverla a la piscina.

Los filtros de cartuchos, sin embargo, están formados por unos cilindros rodeados de papel de filtro. El agua entra y, mediante presión, circula entre estos cartuchos, quedando las impurezas alojadas en los papeles del filtro. Cada cierto tiempo debes desmontar los cartuchos y limpiarlos para que siga funcionando correctamente.

Desde Piscinas Aquaeski te recomendamos que acudas a profesionales cualificados para que podamos asesorarte sobre qué sistema es el que mejor se adapta a tus necesidades. Mantener el agua de nuestra piscina limpia es fundamental para un correcto mantenimiento de la misma.