Usar cobertores para piscinas en Toledo es una de las mejores opciones para mantener la piscina limpia durante todo el año, pero sobre todo en invierno. Durante esta época del año, no prestamos atención al agua de la piscina, lo que conlleva un gran mantenimiento y gasto en productos químicos cuando llega el verano.

Para mantener el agua en estado óptimo también cuando el clima es frío basta con colocar cobertores para piscinas en Toledo. Estos elementos consisten en lonas de PVC o poliéster que presentan numerosas ventajas. Te las explicamos a continuación:

- Minimizan la evaporación y, por lo tanto, un gasto innecesario de agua al comienzo del verano.

- Mantienen el agua limpia durante todo el invierno. Esto es porque el cobertor se encarga de que los rayos solares no incidan directamente en el agua, evitando la aparición de microorganismos. Por otro lado, la lona evita la acumulación de hojas y ramas que van a parar a la piscina movidas por la acción del viento, lo que también reducirá el riesgo de atascos en las tuberías del desagüe y problemas en la depuradora.

- Cubrir la piscina evitará que el agua se congele formando capas de hielo, principales culpables de la aparición de fisuras.

- Cabe resaltar la seguridad que supone colocar un cobertor para la piscina, pues este evitará que las personas o las mascotas caigan al agua por accidente. Eso sí, para reforzar la seguridad debemos asegurarnos de que la lona se encuentra perfectamente tensada.

- Las lonas reducen el uso de productos químicos, evitando que las personas más propensas sufran irritaciones de ojos y piel o asma.

Para elegir la cobertura más adecuada, basta con conocer sus dimensiones del hueco y elegir el material más adecuado según el tipo de piscina y el clima de la zona en la que se encuentra. Desde Piscinas Aquaeski te ayudamos a hacerlo.